Mildred Largaespada

Lula Mena o el arte de convertir todo en belleza

In Arte, Centroamérica, Cultura, Mujeres on 10 junio, 2014 at 4:00 pm
Lourdes Mena, artista plástica, diseñadora y creadora del proyecto Qmbo, diseño a guacaladas, en la tienda en El Salvador. Photo by MLM.

Lourdes Mena, artista plástica, diseñadora y creadora del proyecto Qumbo, diseño a guacaladas, en la tienda en El Salvador. Photo by MLM.

Por Mildred Largaespada

Un cable eléctrico está forrado con plástico, ese plástico es bello, antes sí tiene que ser trabajado por manos que saben el arte centenario de trenzar para convertirlos en objetos de uso y esos objetos los recrea la artista Lourdes Mena, diseñadora, creadora del proyecto Qumbo.

Qumbo es un proyecto artístico y es una tienda en El Salvador donde se venden los plásticos antes mencionados, ya convertidos en cestas, pulseras, carteras. Todo es bello, trabajado con materiales de “deshecho” y reusados y reciclados. Hay carteras fabricadas con hule de llantas. Cojines hechos de retazos de telas. Collares de semillas de varias especies, chales tejidos con algodón crudo…

¿El arte es el diseño?, le pregunto a Lourdes, más conocida como Lula Mena, durante una visita que hice a la tienda, hace algunos días. “¡Y la manera de hacerlo!”, me contesta y explica, tomando una de las cestas con colores fluorescentes, cómo el tipo de trenzado que antes hacían las mujeres salvadoreñas está en desuso porque no hay suficiente material. Para que no se pierda la técnica, ella les ofrece otro material, el plástico, para rescatar esa especialísima ¿e indígena? manera de trenzar.

Qumbo se trata de rescatar técnicas artesanas ancestrales -como el tintado con azul añil, el trenzado-, de hacer diseño artístico -los dibujos que proyecta Lula en sus papeles-, de trabajo remunerado con espíritu de comercio justo -el que tienen las mujeres artesanas que elaboran los objetos-, de reusar y reciclar -como el convenio que tienen con una de las compañías eléctricas del país para que les donen los cables-, de empaquetar todo esto para ser vendible -como la tienda Qumbo- y de tener ganancias justas -como el pago constante y sonante a las artesanas y la promoción comercial de los productos al público-.

Rumbo a los Oscar de la Academia

¿Y qué tiene que ver los Premios Oscar de la Academia de Cine estadounidense en Holywood con todo esto? Pues que cuando Qumbo nació, las artesanas empezaron a trabajar, abrió la tienda y los productos empezaron a tener cierto reconocimiento. Todo a nivel normal de emprendedora media. Pero un día, la Agencia de Desarrollo Estadounidense (AID), que conocía el proyecto con las artesanas, invitó a Qumbo a exponer los productos en una exhibición previa a los premios a la música Emmy Awards y allá se fue Lula con sus collares a colgarlos de los cuellos de las famosísimas cantantes. Y todos los medios de comunicación empezaron a hablar de Qumbo y de Lula.

Fue como decir: si Lula está allá, nosotros y nosotras salvadoreñas estamos allá. Si esos collares que no son de oro sino de semillas se los ponen “ellas”, ¡nosotros también! Como si esto fuera poco también la invitaron a los premios Oscar al cine. Y allá se fue Lula a colgar collares y poner pulseras y contar el cuento de las artesanas de Qumbo a todo el star system que se encontró.

Con ese marketing estelar ahora la pequeña tienda de Qumbo se llena, vende en galerías Simán también, y empieza a exportar los productos. ¿Ganás?, le pregunto, porque es importante en estos negocios con contenido social. “Sí, ganamos. Y ahora te digo algo: si no vendo, las artesanas no ganan y ellas viven de esto. Siento una gran responsabilidad”. El mundo de las artesanas en El Salvador es el de la excluidas del planeta, mujeres a quienes no se les ofreció oportunidades, y que mantienen familias enteras trabajando en un oficio poco valorado.

 

El estilo diseño de Lourdes Mena está configurado en su mayoría por líneas simples y gran esmero en la composición. A veces el diseño desaparece ante el material con el que se trabaja, como en los bolsos; a veces es el material el que toma más vida por medio del diseño, como en los collares trenzados. Y no hay temor al color. Y hay mucha alegría en los objetos.

Cuando niña, a Lula su abuela materna le dijo “con lo que tengas, crea belleza”. Gracias abuela de Lula por tus ideas expresadas a tiempo. Y para que vean la belleza, les presento en esta galería de fotografías los objetos que trabajan en Qumbo, cuyo eslogan es “diseño a guacaladas”. Guacaladas es un salvadoreñismo que significa “montón”, así que el eslogan significa “montón de diseño”. Montón de arte hecho a mano es Qumbo.

 

Anuncios
  1. La mire en rojo vivo y me encantó sus diseños como yo podría con seguir su producto que está muy hermoso me encanto su joyería y sus tejidos por favor dígame cómo podré comprar en interne o cómo podré conseguirlo gracias

    Me gusta

  2. Excelente iniciativa, entre mujeres. Abrazos Mildred y gracias por contarnos de proyectos exitosos de nuestras vecinas.

    Marlene

    Me gusta

  3. […] Un cable eléctrico está forrado con plástico, ese plástico es bello, antes sí tiene que ser trabajado por manos que saben el arte centenario de trenzar para convertirlos en objetos de uso y esos objetos los recrea la artista Lourdes Mena, diseñadora, creadora del proyecto Qumbo.  […]

    Me gusta

Comentá (se puede usar cualquier perfil de tus redes sociales)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: