Mildred Largaespada

La mujer de frijoles

In Arte, Centroamérica, Comunicación, Cultura, Feminismo, Mujeres on 11 julio, 2013 at 3:10 pm
"la Mujer de frijoles". Matrioska de frijoles volteados, by María Tenorio. Photo by MHuezoM

“La Mujer de frijoles”. Matrioska de frijoles volteados, by María Tenorio. Photo by MHuezoM

Aquí está, ella: la mujer hecha de frijoles. Habla el Popol Vuh del “Hombre de maíz”, ese que fue moldeado por los dioses y cuyas carnes y espíritu son de granos de maíz. Ese hombre protagonista principal de la historia centroamericana, pero de la verdadera, la que habla de los orígenes, no de la que narran algunos historiadores que hacen nacer a Centroamérica cuando llegaron los españoles y celebran los nacimientos de ciudades coloniales y no lloran ni lamentan las agrupaciones sociales desaparecidas.

Y aquí está la Mujer de frijoles, ese grano básico que alimenta todos los días, desde que el mundo es mundo, a todas y todos los centroamericanos. La gente que cultiva el maíz está en la más baja de las clases sociales de Centroaméricas y sin embargo es la que alimenta a toda la gente. Campesinas, campesinos les dicen. Cultivadores de lo sagrado, de lo que siempre tiene que existir, no les dicen.

La Mujer hecha de frijoles volteados es obra de María Tenorio, salvadoreña, articulista , ensayista, doctora en Literatura y  Culturas Latinoamericanas (por la Universidad de Ohio, en Estados Unidos) y profesora en una escuela de negocios salvadoreña (Esen) y… bloguera. Su blog Gineceo (aquí el link) nació con una declaración de principios: rendir un homenaje a sus ancestras, mujeres todas que hacián “cosas con las manos”. María puede escribirte un sesudo ensayo cobre cultura centroamericna y puede coser y bordar bellas piezas artesanas. Dice en su blog:

“Mi inclinación por las artes manuales viene de mi familia materna. Mi abuela materna cosía, hacía crochet, pintaba, cocinaba… hacía de todo, con habilidad y buenos resultados. Sus dos hijas –mi madre y mi tía– también son habilísimas con sus manos: la primera se dedica a la pintura sobre madera y la segunda, a la confección de prendas teñidas con pigmentos naturales como el añil”.

Me topé con la foto ayer tarde y tuve un estremecimiento: una mujer salvadoreña-centroamericana -María- cocinó los frijoles, los molió, los frió, los volteó y les dió forma de Matrioska, porque Tenorio lleva varios días haciendo una serie sobre Matrioskas bordadas, en su blog. Pero ésta, de Matrioska solo tiene la forma que quiere ver la artista-artesana. María la hizo mujer, color de frijol. Para mí que era el resumen de la mujer centroamericana: construida con lo más básico que hay: los frijoles. Y me resultó superrrealista que María diera forma a los frijoles y los convirtiera en mujer, por medio de un dibujo con trazos libres, sonriendo y con una flor (que en náhuatl significa poesía o palabras que suenan bonito).

¿Qué somos cuando nos quitamos todo el adorno material que nos acompaña y nos dejamos lo básico para sobrevivir? La comida. En España otra cosa, y en Centroamérica somos mujeres alimentadas con frijoles y eso nos iguala más allá de las ideologías políticas, creencias religiosas, clases sociales, toamaños, colores de piel, rasgos físicos…

Lleva varios post María Tenorio presentando a sus Matrioskas, a la par que las va narrando. Y en todas ellas identifico historias de mujeres conocidas, y en alguna ¡leí mi propia historia! En su blog celebra la artesanía del coser, y es un coro de voces de mujeres cantando sus historias. Dice:

De vez en cuando puedo hacer frijoles volteados, pero los de esta noche, además de quedar bien, ¡tenían forma de matrioska! Miguel, mi marido, les tomó una foto antes de que los devoráramos y luego “intervine” la imagen con Skitch para presentarles a esta frijolar muñeca. Con ella declaro inaugurada la serie lúdica y creativa Matrioskas Everywhere.

Creó María Tenorio a la Mujer de frijoles, la mujer centroamericana.

Anuncios
  1. Que bonito escribes, soy amiga virtual de María, y por eso llegué hasta acá, este escrito al igual que los de María, son como nutrientes para mi mente e imaginación. Gracias, recibe un abrazo

    Me gusta

  2. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Aquí está, ella: la mujer hecha de frijoles. Habla el Popol Vuh del “Hombre de maíz”, ese que fue moldeado por los dioses y cuyas carnes y espíritu son de granos de maíz. Ese hombre protagonista principal de la historia centr..…

    Me gusta

  3. […] ¿Qué somos cuando nos quitamos todo el adorno material que nos acompaña y nos dejamos lo básico para sobrevivir? La comida. En España otra cosa, y en Centroamérica somos mujeres alimentadas con frijoles y eso nos iguala más allá de las ideologías políticas, creencias religiosas, clases sociales, toamaños, colores de piel, rasgos físicos….  […]

    Me gusta

Comentá (se puede usar cualquier perfil de tus redes sociales)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: