Mildred Largaespada

Letanías para decidir por sí mismas

In Centroamérica, Educación, Feminismo, Maternidad, Mujeres, Política on 5 octubre, 2011 at 11:02 am

Ruegos, letanías, clamores, súplicas… todo es válido para defender la vida de las niñas violadas y obligadas a parir, en una Nicaragua gobernada y dirigida por políticos que no quieren leer, ni saber, ni escuchar las cifras alarmantes de tantas inocencias arrebatadas.

Por eso las mujeres en Nicaragua están usando todos los recursos imaginables para exigir el derecho a decidir por sí mismas y hasta invocan al santoral pagano para que “ilumine” a los candidatos que compiten por la presidencia. Ese derecho a decidir, muchas ya lo están practicando y no necesitan que vengan los políticos a darles el permiso. Lo que están exigiendo es que no se lleven a la cárcel a ninguna mujer ni ninguna niña por practicar el aborto terapéutico para salvar sus vidas, que está penalizado en el país.

Las siguientes son las letanías de estos días pasados para exigir que las mujeres no sean encarceladas. La letanías paganas fueron declamadas por las ciudadanas de la Casa de la Mujer de Bocana de Paiwas, en Nicaragua, siempre creativas y luchadoras, y recogidas en este más que completo reportaje, (de Carlos Salinas, en Confidencial) que retrata la larga lista de reclamos que las mujeres exigen a sus gobernantes y sus políticos. Digamos con ellas:

Santa Presión: En nuestro país no encontramos instituciones públicas que cumplan con lo que asigna la Constitución.

Santo Panteón: Líbranos del violador de niñas y del ladrón que se disputan esta nación.

Mariposa para Julissa, una niña violada que conocí y sobre la que escribí para apoyar la campaña de Amnistía Internacional en apoyo a las niñas y niños violados en Nicaragua. (Hacé click para ir al post).

Santa Agonía: No necesito ni cadenas, ni candados, ni ángeles, ni demonios para ejercer mi ciudadanía con autonomía.

Santo Aburrir: Somos las mismas que no necesitamos permiso para parir o no parir.

Santa División:No pedimos permiso a ningún fundamentalista porque el derecho al placer es una obligación.

Santos Calzoncillos: Les decimos que dejen de condenar el derecho de las mujeres a decidir a los curas, pastorcillos, monaguillos y a los politiquillos.

Santos Luminarios: Saquen a los rosarios y a doña Chayo de nuestros ovarios.

Santa Avispona: Terrible para nosotras este tiempo de promesas electorales cargadas de testosterona”.

Anuncios

Comentá (se puede usar cualquier perfil de tus redes sociales)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: