Mildred Largaespada

Al General Avilés ¿no le gustan las flores?

In Comunicación, Cultura, Política on 17 agosto, 2011 at 10:24 pm

General Julio César Avilés, Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua, en una fotografía del 2010. (Tomada del diario La Prensa).

Por Mildred Largaespada

Cuesta creerlo, pero podría ser verdad: al General  Julio César Avilés Castillo, Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua parece que no le gustan las flores. Así se deduce de lo demostrado anteayer, cuando un grupo de jóvenes pertenecientes al movimiento Nicaragua 2.0 (N2.0) acudieron a entregárselas y él las rechazó.

Él, no estaba ahí en persona, rechazándolas, diciendo “no, no quiero sus flores”. Estaban varios de los oficiales, pero como todo mundo sabe que en los ejércitos no se mueve una hoja de laurel sin que el Jefe lo mande, podemos deducir que él ordenó rechazarlas y que al General Avilés podrían no gustarle las flores.

A mí me encantan las flores y también el Ejército de Nicaragua que defiende “por aire, mar y tierra nuestra soberanía nacional”; me gusta que trabajemos “día a día como hermanos para construir la patria que soñamos. El legado que a la historia dejamos”. Son versos del Himno del Ejército.

Me encanta igualmente el Título V de la Constitución Política del país, que en su artículo 93 dice que: El Ejército de Nicaragua es una institución nacional, de carácter profesional, apartidista, apolítica, obediente y no deliberante. Los miembros del Ejército deberán recibir capacitación cívica y en materia de derechos humanos”. Me consta que esto último sucede. Y quiero creer que todo lo demás también.

Es verdad que no me gusta el Jefe Supremo que tienen por ahora, pero me encanta que el Jefe Supremo tenga por Jefa Suprema a la Constitución Política de Nicaragua, que por estos días lo tiene castigado, lo tiene ilegal por andar irrespetándola y permitir que amigos suyos la irrespeten.

Es raro, rarísimo, que un nicaragüense rechace flores y el General Avilés lo es, nicaragüense.  Las flores eran lindas, y además eran ciudadanas flores entregadas por un grupo de jóvenes que se sentaron a protestar porque existen denuncias de que andan muchos miembros del ejército en labores que no les competen.

Una joven de Nicaragua 2.0 (N2.0) quiso entregar flores a miembros del Ejército de Nicaragua y no las aceptaron. (Fotografía de Otto Mejía).

Sólo eran eso: jóvenes con contenido político emitido megáfono en mano, entregando flores, comunicado y un ejemplar de la Constitución y ese fenómeno juvenil el General Avilés lo conoce desde que era chiquito en Jinotepe.

Dice este grupo de jóvenes que quisieron entregar las flores en señal de paz. Hay otro significado también, en clave mesoamericana, y es que según narran los códices indígenas las flores eran símbolo de habla, diálogo, comunicación, poesía… O sea, anteayer estaban en escena puros nicas, todos y todas pues, Ejército y jóvenes con flores.  ¿Por qué falló la respuesta?

Resultará extraño para otra gente que en Nicaragua se diga esto y se hagan estas cosas, con lo mal que caen los ejércitos y generales en otras tierras, con lo represores que son, y aburridos, distantes y fríos, pero créanme, el Ejército nicaragüense tiene una historia especial y queremos que la siga teniendo. También queremos que a las y los miembros del Ejército y a su Comandante en Jefe les gusten las flores y todo su simbolismo.

Anuncios

Comentá (se puede usar cualquier perfil de tus redes sociales)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: