Mildred Largaespada

Calles tomadas, puente tomado

In Política on 4 abril, 2011 at 12:33 pm

Por Mildred Largaespada.

Nada mejor que una marcha del pueblo nicaragüense en contra de Daniel Ortega para tomarle el pulso a la “situación”. En el lenguaje cotidiano de Nicaragua “la situación” es todo, puede ser todo, pero cuando te referís a ésta, tu interlocutor sabe sobre qué exactamente estás hablando. La gente se dice: hablemos de la “situación”, esto está así debido a la “situación”. Se refieren a la coyuntura.

Pues más que la marcha de la sociedad civil y más que la contramarcha a favor de Ortega, ¿cuál era la verdadera situación? De lo que estaba pendiente mucha gente era de si el sábado iniciaría la revuelta nicaragüense para botar a Ortega del poder. Él parecía ser el primer preocupado de esta “situación”. Mandó a colocar vallas alrededor de su casa, que también es el lugar desde donde gobierna. Y la policía le resguardó. Previsor el Presidente, ¿la miraba venir?

Por este blindaje con vallas y policías y por el empeño físico y económico que pusieron para organizar la contramarcha, ahora ya sabemos que él cree que esto podría suceder, que la gente marchando podría provocar una situación de pica y se extiende. Entonces, como nunca, Ortega demostró que sí cree que la sociedad civil tiene fortaleza política.

Porqué a Ortega no le gustan las marchas

La vive desprestigiando, le achaca servilismo yankee, su gente vulnera honores personales de las y los opositores con suma facilidad, procura quitarle mérito como fuerza política cada vez que puede, pero resulta que parece que ahora mira la “situación” de otra manera.

¿Por qué el Presidente Ortega no comprende que dejar marchar a la gente le beneficia más que reprimirla? Cuestionado por su manera autoritaria de gobernar, en entredicho por su pretendida reelección ilegal y anticonstitucional, condenado mundialmente por los continuos ataques (amenazas, chantajes, robos mal disimulados) a los periodistas y medios de comunicación, y con pérdida de credibilidad como líder internacional al prestar su apoyo al dictador Gadafi, una actividad de la sociedad civil marchando pacíficamente le habría beneficiado sobremanera, le habría dado un respiro político ante las continuas críticas. Habría parecido un Presidente de un país donde la gente se expresa con libertad.

Pero no le gustan las marchas sin contramarchas. Y más ahora, cuando existe la probabilidad de que una marcha lo saque del poder de manera definitiva. Y quizá por eso, el lema de la contra marcha orteguista clamaba paz y amor, un mensaje dulce, para calmar los ánimos de la gente contraria a Ortega, creyeron.

Marcha orteguista herida de raíz

Esa marcha, repleta de jóvenes –acarreados o no, presionados o no- estaba herida de raíz, por el simple hecho de haber sido organizada para impedir a otros seres humanos su libertad de expresión.

Ese es el tipo de cosas que molestan de Daniel Ortega: el ocupar la energía juvenil para atacar a otros jóvenes, para beneficiarse él. Pongamos por caso que un joven orteguista esté lo bastante ideologizado a favor de su líder máximo y obedezca en todo sentido las consignas, pero en el fondo, muy en el fondo, con quien se tiene que enfrentar es a una persona parecida: joven, con ganas de vivir, con sueños por realizar, que busca la manera de expresar sus ideas, con inquietudes políticas. ¿Cree Daniel Ortega que esas cosas no se sienten? Pues desconoce bastante la cultura juvenil. Quizá por eso, ahora los jóvenes orteguistas se niegan a ser fajeadores de jóvenes, porque aquel espectáculo tan violento fue vergonzoso y vergonzante para cualquier joven.

La marcha en contra de la reelección de Ortega no llegó hasta donde estaba planeado porque la detuvo la policía. El modus operandi es el mismo de siempre. Por el lado de Ortega: van a marchar hasta donde yo diga. Por el lado de la sociedad civil: aunque no te guste, vamos a marchar. La tensión revela un símbolo del líder autoritario frente a sus gobernados, que no son sumisos. Definitivamente el Presidente se equivoca de método para gobernar, al menos con esta gente.

Escribo esto mientras sigo las noticias (vía tweets) del grupo de jóvenes que se tomaron el puente frente al Consejo Supremo Electoral (la mañana del lunes). Subieron, colgaron una manta, permanecieron ahí un par de horas, bajaron cantando el himno nacional. La policía cerró las avenidas de acceso al puente tomado. Por tweets se llamaba a la gente a unirse a la protesta. Al lugar llegaron también jóvenes orteguistas con las camisetas de paz y amor.

Como se dice en el país, “tempranearon” a Daniel Ortega, lo agarró por sorpresa una protesta que no pudo controlar. El grupo de jóvenes protestaron también contra Arnoldo Alemán, que incomprensiblemente quiere ser presidente otra vez. “Ambas candidaturas violan la Constitución. Juntos han secuestrado las instituciones del Estado para su enriquecimiento personal y porque están obsesionados por el poder. Por eso vengo a decir: Yo no soy pendejo”, claman en su comunicado.

¿Pica y se extiende? Así está la “situación”: desde el sábado Ortega ya reveló que eso podría ocurrirle.

Anuncios
  1. Bueno, Sr. Mohammad y ¿qué tiene que ver defender el derecho a la salud o a la educación? con impedir la libre movilización o la expresión de otras ideas, tal y como ocurrió recientemente en las afueras del Foro de Sao Paulo. Creo que usted está confundiendo revólver con revolver.

    Me gusta

  2. A mí me invitaron los de la Juventud sandinista para que fuera a la marcha, pero con mis amigas dijimos que chiva, cuidado que hasta abusan sexualmente de nosotras. Por eso no fuimos. Y los rejudín no nos invitaron, por eso no fuimos al puente. Me gusta el blog cuando ponés música de rockeros.

    Me gusta

  3. Las cosas en contexto, el señor Mohammad tendría que saber, seguro que lo sabe, que el Frente estuvo bien presente en los años de neoliberalismo en Nicaragua, siempre tuvo una representación parlamentaria fuerte en la que colaboró y ratificó en la aprobación de todos las Leyes de Presupuesto, ratificó todos los tratados de libre comercio, que decidió y voto por los aumentos salariales de todo el mundo, que eliminaron el aborto terapéutico y nos convirtieron en un país bárbaro que no protege la vida de las mujeres. Algunos Ejemplos en el área legislativa, hay muchísimos mas, en la Gaceta estan. No decir la Justicia, absolvieron a Arnoldo Aleman, convirtieron en magistrado de la corte a su hermano y su abogado. Mas ejemplos? No nos engañemos, aquí no hay nuevos modelos, se esta incubando un modelo coercitivo y oligárquico que Debería de preocuparnos a todos los que perdimos a nuestros seres queridos, de un lado o de otro.

    Me gusta

  4. Mildred, lei tu articulo sobre la marcha del sabado en Nicaragua, entiendo tu pensamiento, pero el cerebro dice lo q piensa no necesariamente la verdad. Es sencillo, pasaron 17 años de neoliberalismo en Nicaragua y no podes negar q el pais fue para atras ni en tiempo de guerra ni con el genocida somoza Nic, fue el segundo pais mas pobre de latinoamerica, no reconerlo, es ser un fanatico derechista o un necio, y no ser un cientifico en el arte de la ciencia periodistica. Ni Daniel, ni el gobierno son Mandrake el Mago, para transformar un pais en cinco años, no la hecho ni el Imperio en mas de 200 años, prototipo de la “democracia”, “libertad” y “el buen vivir”, no creo q negues q aun hay analfabetos, no creo q podras negar q la educacion alla no es necesariamente gratis y q mas de 47 millones de norteamericanos carecen de seguros medicos. Tu articulo querida Mildres es solo uno mas para volarle palo el gobierno q fue elegido democraticamente de acuerdo a las reglas del juego, todos aceptaron y perdieron los q perdieron. Puedo enumararte muchas diferencias sociales entre el pais q vivis y el tuyo q es Nicaragua, empezando por el papel de la juventud. Daniel no tiene por q tener miedo, ni se las ve venir, por q no vendra nada de lo q imaginas, Nicaragua no es Yemen, no es Libia, no es Egipto, y no tiene por q tener miedo por somos nosotros en todo caso los q participamos en los avanzes del gobierno para beneficio de nosotros los q debemos de tener miedo y no un hombre, un individuo o persona, en lo personal y miles mas piensan asi en Nicaragua, no protegemos a Daniel, nos protegemos nosotros mismos, pues yo protego mi derecho a la salud, yo protego la seguridad y el derecho a educarso q deben de tener mis hijos, universidad, primaria, o secundaria, soy yo el q protege y debe de tener miedo de q Nicaragua vuelva al analfabetismo, no es correcto querida Mildred de un periodista no ser neutral en el analizis de una situacion, pero tu articulo no rescata absolutamente NADA, NADA, NADA de cinco años de gestion sandinista. Un periodista informa, veraz, con la verdad, como son los hechos sin tomar partido. Desde luego q tomas una lado de la calle nada mas. Un articulo como muchos otros de volar palo a un gobierno de izquierda, estas en tu derecho y en Nicaragua nadie va a ir a golpearte las puertas a media noche para sacarte y asesinarte, por q seguro q diras q vivimos una dictadura, tene la seguridad q cuando entres a Nicaragua a nadie le interesara quien sos politicamente para perseguir y llevarte a la Cuesta del Plomo para q te metan dos tiros como sucede en una dictadura, no podes negar q en Nicaragua no existe un solo preso politico y no podes negar q en Nicaragua no existe una sola bomba lacrimogena contra quienes quieran protestar, marchar, no es justo q no analizis bien la situacion del sabado y reconocer q se trato de crear a un martir, y la derecha no pudo con sus planes. Querida no es Daniel quien tiene temor, somos nosotros los cuales nos costo, nuestra juventud, nuestros amigos muertos por balas imperiales, y nuestra misma niñez, y por eso vamos a cuidar este proceso, protegerlo, y retenerlo en nuestras manos por q es nuestro futuro, uds hagan tambien lo q deben de hacer. Pero America no es la misma aunque cueste reconocerlo. Solo queda Mexico, Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Panama, Colombia, Peru y Chile en todo el continente, No son los años 80s cuando solo era Cuba y Nicaragua. Vamos por victorias.
    Un gran y fuerte abrazo con el mas profundo respeto.
    Un amigo de antaño del cual quiza ya no lo recordas.
    Mohammad Gomez

    Me gusta

Comentá (se puede usar cualquier perfil de tus redes sociales)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: