Mildred Largaespada

Obama, 24 horas en El Salvador

In Centroamérica, Política on 23 marzo, 2011 at 9:18 am

Por Mildred Largaespada

San Salvador.- Cuando el Air Force One aterrice hoy en suelo salvadoreño se confirmará que este país es el verdadero socio importante de los Estados Unidos en la región centroamericana, cuando antes lo era Costa Rica, y sobre las pistas ardientes del aeropuerto de Comalapa se empezará a escribir un nuevo episodio en la región.

Del avión presidencial bajará Barack Obama, una figura que tiene al país escribiendo una larga lista de peticiones y pendientes. Se sabe que viene a rubricar programas de combate al narcotráfico, pero aquí se le está solicitando fundamentalmente apoyos para los más de dos millones y medio de salvadoreños que viven en los Estados Unidos y cuyas remesas sostienen la economía nacional; y legalizar a quienes todos los días se están yendo.

El Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, llegando a El Salvador.

A diferencia de Chile, aquí la opinión pública no ha solicitado a Obama que pida disculpas públicas por la colaboración que su país prestó a las fuerzas represoras durante la guerra.  Obama se adelantó a esto y propuso visitar la tumba de Monseñor Óscar Arnulfo Romero. Se considera que este gesto es el mayor simbolismo para interpretar cómo está entendiendo al país el gobierno de los Estados Unidos, de qué lado está.La visita a la tumba de Romero

Romero, asesinado por un escuadrón de la muerte y a quien acusan de estar dirigido por el máximo dirigente del partido Arena de esa época, ahora en la oposición, tiene una capilla en la Catedral Metropolitana, en el centro de San Salvador. Allá irá Obama el miércoles por la mañana a rendir un homenaje, en un gesto que incomoda a muchos miembros de Arena, que siempre han justificado el crimen, tildando al sacerdote como “un comunista”.

Para Mauricio Funes, “esa visita, en el fondo, confirma el reconocimiento de un líder mundial como el Presidente Obama, al papel que monseñor Romero jugó y sigue jugando en El Salvador como conductor espiritual de la nación. Y eso, por supuesto, a mí y a los salvadoreños nos debe llenar de mucha satisfacción y también de mucho orgullo”, dijo en un encuentro con corresponsales de la prensa extranjera.

Ante la visita, las palabras públicas de los dos partidos mayoritarios son cordiales, lo que demuestra cómo está cambiando el país. En sendos comunicados de bienvenida Arena y el Fmln expresan “aprecio” hacia la presencia de Obama en el país. Incluso el sector duro efemelenista quiere hacer una distinción entre el país que representa Obama y el mismo Barack Obama.

“Necesitamos relaciones respetuosas”

Los analistas políticos independientes del país perciben la misma distinción. Morena Herrera, defensora de los derechos humanos de las mujeres, analiza: “Vivo esta visita con contradicciones. De un lado me remueve la presencia del papel intervencionista que los Gobiernos de Estados Unidos han tenido en América Latina, y el sufrimiento que esto ha provocado. Por otro lado, he leído y escuchado discursos muy progresistas del Presidente Barack Obama que dieron muchas esperanzas a personas y movimientos sociales en Estados Unidos y el mundo. También sé que muchas de esas expectativas han ido disminuyendo con las decisiones adoptadas por el gobierno de esa nación. De todas maneras, pienso que el Gobierno de Estados Unidos tiene mucha responsabilidad por lo que ocurre en países latinoamericanos como el nuestro, y necesitamos relaciones respetuosas y al mismo tiempo comprometidas con las soluciones de problemas estructurales, en las que, buenas relaciones entre gobiernos centroamericanos y de Estados Unidos pueden contribuir, siempre y cuando se respete la autonomía y autodeterminación de cada una de las poblaciones”.

A lo que se refiere Herrera es a la expectativa nacional sobre qué tipo de socio quiere Obama que sea El Salvador, que es la misma pregunta que se hacen los centroamericanos y latinoamericanos. Socio-títere como en el pasado se prestaron algunos gobiernos, o socio, como “acompañante en algún encargo” y “persona asociada con otra u otras para algún fin”, a la manera como lo revela el diccionario.

Contarán más los gestos de comunicación política

En su visita de poco más de 24 horas, cuando ya casi todo está dicho, contarán mucho más los gestos de comunicación política, simbólicos, que haga Obama, y los que haga Mauricio Funes, quien con la visita consolida un liderazgo importante dentro del país y fuera, aunque esto no le sirva mucho para disminuir tensiones a lo interno.

Para Roody Reserve, profesor de Ciencia Política de la Universidad Centroamericana, con residencia en Chile, la presencia de Obama sólo le dá un “respiro” a Funes. “Internamente temo que esto no tendrá mayor impacto, salvo que Funes quizá tendrá un respiro con las críticas de Arena, los empresarios, etc. Ahora, ¿que esto le sirva como un plus en la balanza en la negociación por el aumento de impuestos a los ricos? Lo dudo mucho”.

Reserve confirma que la visita de Obama “reafirma el papel de El Salvador, para bien y para mal, como el “país socio” de los Estados Unidos en Centroamérica. Supongo que esto es un punto para la diplomacia salvadoreña. No he tenido tiempo para leer los periódicos en Costa Rica, pero supongo que han de estar haciéndose esta pregunta en este momento”.

Seguridad hiper reforzada

¿Y qué es un Presidente de los Estados Unidos sin protestas en la calle? Nada. Por eso Obama también las tiene. Desde la universidad pública UES están organizando un desfile bufo y un acto político por lo que han bautizado Día del Anti-Imperialismo.

Los cordones de seguridad organizados por los agentes estadounidenses y salvadoreños están tendidos desde el domingo pasado. La zonas de Casa Presidencial, hoteles Sheraton y Princess, carretera Panamericana, Santa Elena (donde está ubicada la embajada de los Estados Unidos, y el centro de San Salvador, donde está la tumba de Romero, están inaccesibles.

Obama visitará el sitio arqueológico de San Andrés, asentamiento maya. Allá irá en helicóptero, acompañado por un reducido grupo de periodistas organizados en un pull, de los 600 acreditados representando a 80 medios de comunicación, nacionales e internacionales.

Hoy, se espera la llegada del avión a las 12:45, después se trasladará a Casa Presidencial donde le recibirá Mauricio Funes y ambos brindarán una conferencia de prensa. Por la noche habrá una cena de bienvenida. Mañana miércoles, Obama visitará la embajada de su país y se trasladará al sitio arqueológico. Mientras, la esposa de Obama, Michelle Obama, visitará con la Primera Dama de El Salvador, Vanda Pignato, el proyecto Ciudad Mujer.

Barack Obama se irá del país al mediodía del miércoles.

(*) (Este artículo también se publicó ayer en Confidencial Digital)

Anuncios

Comentá (se puede usar cualquier perfil de tus redes sociales)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: