Mildred Largaespada

El blog 1001 trópicos cumple 6 años

In BlogsNi, Centroamérica, Comunicación, Crónicas, Mujeres, Narrativa, Periodismo, Política on 11 febrero, 2017 at 2:19 pm
en-breve

La periodista y bloguera del blog 1001 trópicos, Mildred Largaespada, baila y baila celebrando el 6to aniversario del blog. Photo by MCaldentey.

Por Mildred Largaespada

 

Maravilloso, espectacular, sí, que el blog 1001 trópicos cumpla seis años de existencia es una noticia bonita.

Para celebrar quiero contar tantas cosas, pero me decidí por este tema ¿qué he aprendido en estos siete años del blog? ¿cuáles son las experiencias que he vivido? Escribo esto para situarme en el aquí y ahora, y para compartir mis experiencias y aprendizajes.

Así que estas son cinco experiencias que he vivido y con las que he aprendido en estos siete años:

  1. Desarrollar la voz propia, la garra

Cierto es que ya venía con experiencia periodística a la hora de abrir el blog, venía de contar noticias, conversaciones con personajes, narrando crónicas y reportajes y escribir artículos de opinión y análisis. Eso lo hacía pensando en el público de los respectivos medios de comunicación para los que trabajé y colaboré. El avance con el blog consistió en que este era un público nuevo y no tenía que responder a otra línea editorial, sino a la que se fuera construyendo. Eso me encantó: escribir pensando en lo que quería contar siendo fiel a la historia misma y ya vendrían las y los lectores que se identificaran con eso. La idea: primero y siempre primero la historia en sí misma. A la par, fui experimentando soltura a la hora de escribir y lo digo siempre: a escribir se aprende escribiendo. Mientras más blogueás, ocurre más soltura, más garra periodística. Escribir siendo fiel a la historia misma sin pensar en el qué dirán es desarrollar tu voz propia.

Así va el Campamento tecnológico “Entre Mujeres”

In BlogsNi, Centroamérica, Comunicación, Mujeres, Periodismo, Política on 11 diciembre, 2016 at 3:48 pm
campamento-tecnologico-entre-mujeres-nicaragua

El grupo de mujeres jóvenes de Nicaragua que se reúne en el Campamento tecnológico Entre Mujeres, de la FVbdeCh. La foto fue tomada el Día 1 de Campamento.

Por Mildred Largaespada

Todas mujeres, jóvenes, nicaragüenses, nativas digitales, con ganas de expresarse y pronto… directoras de medios de comunicación. Así es el Campamento tecnológico Entre Mujeres que reúne a estas muchachas para guiarlas en la construcción de sus blogs.

Nos estamos reuniendo en un espacio con permanente conexión a internet, todas con sus equipos técnicos (smartphones, tabletas, ordenadores, cámaras de fotografía, de video), libretas, cuadernos Moleskine, bolígrafos. Todas On.

El Campamento, organizado por la Fundación Violeta B. de Chamorro -que apoya el trabajo periodístico y promueve la liertad de expresión en Nicaragua- convocó a jóvenes entre 18 y 25 años para ensayar este formato. Se inscribieron más de 100 chavalas y fueron seleccionadas 15.

Llevamos tres días de Campamento, reunidas durante ocho horas intensivas cada día. Estamos inmersas en la producción y aprendizaje de conocimientos relacionados con la comunicación digital. Hemos trabajado los elementos del proceso de comunicación, así:

Buajajajajá

In Feminismo, Mujeres, Periodismo, Política on 31 octubre, 2016 at 2:53 pm
mildred-largaespada-en-una-cueva-de-brujas-en-cordoba-andalucia-espana-2015

Mildred Largaespada en una cueva de las que usaban las mujeres llamadas brujas, en la sierra de Córdoba, Andalucía, España. 2015.

Por Mildred Largaespada

He practicado mucho mi actuación como La Bruja del Bosque de al Lado, cuando cuento cuentos a las niñas y los niños. Esa bruja es la que siempre narra la historia. Preparo la caracterización de la personaje y practico mi “buajajajajá” para los momentos culminantes de la historia. He conseguido estremecer con ese sonido, y ahora creo que ya sí doy miedo.

Hoy que es el Día de Brujas, o Halloween, comparto mi sonido buajajajajá en honor de todas aquellas mujeres creativas, sabias, médicas, alquimistas que fueron incomprendidas y perseguidas, maltratadas, temidas, odiadas y asesinadas en la hoguera solo por practicar sus habilidades legítimas. Eran otros tiempos, dicen.

Para las feministas que nos digan brujas es todo un gran honor. Aunque no todas las feministas saben hacer bien el buajajajajá. Las brujas lo decían cuando preparaban una buena medicina, o pócima, algo suyo, algo creativo. Una entrada en el blog es eso, una pócima, así que aquí va mi buajajajajá: