Mildred Largaespada

El blog furioso

In BlogsNi, Cultura, Feminismo, Mujeres, Periodismo, Política on 18 agosto, 2014 at 5:33 pm
Este blog furioso ya está en Managua Furiosa. Toma de pantalla de la portada de la edición del sitio ManaguaFuriosa.com.

Este blog furioso ya está en Managua Furiosa. Toma de pantalla de la portada de la edición del sitio ManaguaFuriosa.com.

Por Mildred Largaespada

La gente de Managua Furiosa nos entrevistó y eso significa muchas cosas. Que el grupo más moderno que se mueve ahora mismo por la internet nicaragüense se fije en el blog 1001 trópicos y que además me entrevistara su creador, Roberto Guillén, significa que no solo vamos bien, sino que vamos requetebien, que les gustamos tanto como nos gustan. La comunidad lectora del blog y la bloguera estamos muy contentas por estar en el sitio de la gente furiosa de la metrópoli nicaragüense.

Managua Furiosa (click para ir) es un sitio que publica todo-todito lo mejorcito que está pasando en la ciudad y extiende sus amorosos brazos a los departamentos del país, para aglutinar a una comunidad nicaragüense ávida de acciones culturales que les adentren en la nueva era de la información, una comunidad existente y que no ha sido tomada en cuenta por otros radares. No, nada aburrido ni estático encontrarán en el sitio. Todo es muy dinámico y actualizado, con voces modernas y actividad cultural de espectro amplio.

Conversé con Roberto Guillén, guapo actor de cine y creador del sitio, en el buffett de Señor Tenedor, en Managua, donde nos dejaron hacer sesión de fotos a nuestro aire y donde es habitual encontrar blogueros y blogueras probando el menú. Estaba más interesada en su próxima película a estrenar, La Pantalla Desnuda, para la que trabajó bajo la dirección de Florence Jauguey. Es el malo de la historia y quién le puede creer, solo la magia del cine. Nos contamos los proyectos y quedé fascinada con Managua Furiosa, ¡es el sitio que necesitaba Nicaragua!

El trovador descalzo

In Arte, Cultura, Música on 18 agosto, 2014 at 12:15 am

Estoy disfrutando muchísimo estos sonidos de Benjamin Clementine, cuya voz ha sido comparada con la de Nina Simone. Su historia personal es un historión sabroso de leer, en este link  pueden saber más sobre él (aquí). De esa pieza saqué el título: “el trovador descalzo”.

Mientras, les comparto esta playlist con su música. Denle al play:

La maravillosa vida de Hernán Vera

In Comunicación, Periodismo, Política on 11 agosto, 2014 at 7:20 pm
Hernán Vera. Photo by  Carlos Henríquez Consalvi y Museo de la Palabra y la Imagen @tejiendomemoria: "Hernan Vera, Maravilla en la quebrada donde escribió editoriales y arengas, hasta los jutes lo recordarán por siempre".

Hernán Vera. Photo by Paolo Lüers, vía Museo de la Palabra y la Imagen @tejiendomemoria: “Hernán Vera, Maravilla
en la quebrada donde escribió editoriales y arengas, hasta los jutes lo recordarán por siempre”.

 

Por Mildred Largaespada

Hernán Vera se convirtió en leyenda el mismo día en que nació. Y los siguientes días y años de su vida tan solo se dedicó a encontrarse con gente que reafirmó, escuchó, verificó, comprobó que esa persona llamada Hernán-Vera realmente existía, que no eran cuentos de las y los centroamericanos, tan dados a inventar y exagerar las cosas, que no era realismo mágico, ni ficción, ni delirio.

Que nació en Caracas, sí, de una madre y padre amorosos, que le cultivaron el nacimiento de sus alas de artista. Y que cuando le empezó a crecer el tumor en la cara hicieron de todo para salvarle. Un tumor que le deformó el rostro y que, a su vez, le convirtió en personaje inolvidable. Que estando en Londres estudiando cine con un grupo de amigos supo de la revolución nicaragüense y se dijo “¿qué estamos haciendo aquí? ¡Vamos a filmar eso, vamos a hacer una película!”. Que antes de llegar a las tierras nicaragüenses y calenturientas pasó por El Salvador y se quedó, o lo quedaron, para fundar la emisora clandestina Radio Venceremos que volvió locos a los militares y fortaleció al pueblo. Allí, en medio de la selva de Morazán, renació con el sobrenombre que le acompaña ahora: Maravilla. Hernán Vera, Maravilla, o Mara para las amistades. En Perquín hizo la revolución sonora.

Con la paz firmada se fue a México y fundó Argos, la potente productora de televisión que ha suscrito las telenovelas que revolucionaron el panorama de los culebrones mexicanos, tan inclinados al lloro y al machismo, al arcaismo y la nada. Con Argos, él, Epigmenio Ibarra y Verónica Velasco, devolvieron humanidad a las y los personajes telenovelescos y acogió a guionistas que hoy ganan óscares en Hollywood. Hernán Vera era un mago de la edición, creando mundos con imágenes. Una revolución icónica y de contenido, y allí estuvo, otra vez, Hernán Vera.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.072 seguidores