Mildred Largaespada

En busca del oro en Bosawás

In Centroamérica, Cine, Educación, Música, Política on 26 julio, 2014 at 1:00 am

Por Mildred Largaespada

La imagen del principio es el espeso bosque tropical, la intensa niebla flota sobre los árboles imantada a sus copas, el sonido es el del canto y reclamo de un trillón de pájaros. Una ya siente que ahí “dentro” hay algo, debe ser algo valioso para que esté tan protegido por el verde intenso. ¿Un tesoro? Sí, algo digno de estimación.

Así empieza El Canto de Bosawás, el documental nicaragüense co dirigido por Brad Allgood y Camilo de Castro Belli, que narra la historia de Matute, Isaac y Bob, tres jóvenes que se adentran en la selva tropical del norte de Nicaragua, la reserva Bosawás, para grabar la música de la comunidad indígena Mayangna.

El filme, producido por CaLé Producciones y Fall Lines, nos lleva por la manera de vivir en un bosque tropical donde la corriente del río es la principal vía de comunicación y el transporte en cayuco es el único medio de movilización. Asistimos a las peripecias que viven los protagonistas que cargan cámaras de cine, aparatos de grabación profesionales, micrófonos, audífonos. Vemos cómo se adaptan a las condiciones que hay, grabando en “estudios” improvisados y salvando todos los obstáculos para conseguir el objetivo: capturar la música mayangna que sale de las guitarras, de los cuerpos de la gente que a su vez ha atesorado esos sonidos por años.

Cuerpo mío, tuyo, de ellas, de nosotras y de nadie más

In Arte, Cultura, Educación, Feminismo, Mujeres on 13 julio, 2014 at 7:50 pm
Body. Photo by Mildred Largaespada

Body. Photo by Mildred Largaespada

 

A veces, hasta hay que escribirlo en las paredes… Tomé la foto de este graffiti en una esquina del barrio de la Judería, en Córdoba, 2 de julio, 2014. En un tiempo próximo, las mujeres no creerán cuando sepan que hubo un momento en que teníamos que gritar ¡Mi cuerpo es mío! en las calles, y hasta escribirlo en las paredes.

Lula Mena o el arte de convertir todo en belleza

In Arte, Centroamérica, Cultura, Mujeres on 10 junio, 2014 at 4:00 pm
Lourdes Mena, artista plástica, diseñadora y creadora del proyecto Qmbo, diseño a guacaladas, en la tienda en El Salvador. Photo by MLM.

Lourdes Mena, artista plástica, diseñadora y creadora del proyecto Qumbo, diseño a guacaladas, en la tienda en El Salvador. Photo by MLM.

Por Mildred Largaespada

Un cable eléctrico está forrado con plástico, ese plástico es bello, antes sí tiene que ser trabajado por manos que saben el arte centenario de trenzar para convertirlos en objetos de uso y esos objetos los recrea la artista Lourdes Mena, diseñadora, creadora del proyecto Qumbo.

Qumbo es un proyecto artístico y es una tienda en El Salvador donde se venden los plásticos antes mencionados, ya convertidos en cestas, pulseras, carteras. Todo es bello, trabajado con materiales de “deshecho” y reusados y reciclados. Hay carteras fabricadas con hule de llantas. Cojines hechos de retazos de telas. Collares de semillas de varias especies, chales tejidos con algodón crudo…

¿El arte es el diseño?, le pregunto a Lourdes, más conocida como Lula Mena, durante una visita que hice a la tienda, hace algunos días. “¡Y la manera de hacerlo!”, me contesta y explica, tomando una de las cestas con colores fluorescentes, cómo el tipo de trenzado que antes hacían las mujeres salvadoreñas está en desuso porque no hay suficiente material. Para que no se pierda la técnica, ella les ofrece otro material, el plástico, para rescatar esa especialísima ¿e indígena? manera de trenzar.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.013 seguidores